La decadencia de la tauromaquia. Datos oficiales de 2017

Consideramos que ha llegado el momento que desde los partidos políticos que forman nuestro arco parlamentario, se tome en consideración la existencia de este anacronismo del siglo XXI y que se empiece a legislar para eliminar su consideración de Patrimonio Cultural como paso previo a su abolición.

Por una ley estatal que prohíba los circos con animales.

El pasado 9 de mayo, en la sala Herrero de Miñón del Congreso de los Diputados, se celebró una mesa de trabajo promovida por la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA), a la que fue invitado nuestro presidente como ponente. En su intervención explicó el enorme sufrimiento físico y emocional…

Tauromaquia en Baleares: ¿Y ahora qué?

  El levantamiento de la suspensión cautelar de los “Toros a la Balear” por votación unánime del Tribunal Constitucional, podría suponer un paso más hacia el final de la tauromaquia. Queda por saber cuál será la decisión definitiva sobre el recurso de constitucionalidad (5462-2017) presentado por el Presidente del Gobierno, pero podría suceder lo mismo…

Perros potencialmente “peligrosos”

Desde AVATMA consideramos que todas las normativas y reglamentos que se han ido promulgando y consolidando sobre los llamados “Perros Potencialmente Peligrosos”, no han resuelto el problema que se pretendía solucionar, y que deben ser eliminadas a través de una “Proposición de Ley” a nivel estatal.

El Colegio de Veterinarios de Madrid, elimina su premio taurino.

Tras la petición cursada por AVATMA, el Colegio Oficial de veterinarios de Madrid y por acuerdo de su Junta Directiva, ha decidido eliminar el premio que otorgaba desde el año 2002, al “mejor toro de la feria de San Isidro” o “mejor ganadería”, y que era entregado a su ganadero. La justificación de este galardón era…

ANÁLISIS DE AVATMA: OPINAMOS SOBRE EL PROGRAMA SALVADOS “STRANGER PIGS”

Los veterinarios podemos ser corporativistas, pero debemos saber dónde establecer los límites. Desde el momento en que, como mínimo, el bienestar de los animales explotados en las granjas, brille por su ausencia, nuestra profesión debe denunciarlo. Ha habido excepciones, pero como profesionales de la sanidad, que estamos en contra del maltrato animal, creemos que, como colectivo, hemos perdido de nuevo una oportunidad para demostrar a los ciudadanos que somos, de verdad, veterinarios.