Animal Help Espania coarta nuestra libertad de expresión.

Ayer publicamos en nuestra web una información sobre determinadas prácticas de castración, fundamentalmente en supuestos gatos ferales, que la asociación alemana Animal Help Espania ha llevado a cabo en diversos municipios de la provincia de Alicante. Dicha información iba documentada con diversas imágenes que, en su mayoría, se habían tomado de su página web, que tiene carácter público.

Esta mañana, su webmaster nos mandaba un correo electrónico en el que se nos “invitaba” a eliminar dichas imágenes porque, según ella, su publicación violaba los derechos de autor. Añadía en su escrito que, el uso del material de su web requiere un permiso especial que se nos deniega, pidiendo que eliminemos de forma inmediata las fotos de nuestra página.

Hemos optado por la retirada de todas las fotos que documentaban nuestra publicación, pero procedemos a explicar la descripción de su contenido para lo que hemos reeditado la entrada anterior que llevaba por título: “No todo vale: Sobre las castraciones de Animal Help en la provincia de Alicante“. Pensamos que una imagen vale más que mil palabras, pero no les costará demasiado trabajo a los nuevos lectores imaginarse lo esperpéntico de lo que mostraban tras una nueva lectura.

Animal Help Espania demuestra, con este gesto, lo satisfechos que están con su manera de tratar a los gatos que cayeron en manos de sus supuestas veterinarias, en la altruista labor que vinieron a realizar a nuestro país. De hecho han eliminado todas las fotos comprometedoras de su página web.

Nos gustaría ir a Alemania para hacer lo que hicieron en diversos municipios de Alicante (entiéndase el sentido de la expresión) y actuar como actuaron sus veterinarias (vuelvan a entender el sentido de la expresión), de las que mencionan su nombre pero no su apellido y ver lo que sus ciudadanos, especialmente los amantes de los perros y los gatos, y las autoridades que velan por la sanidad y el bienestar de los mismos, habrían opinado. Estamos seguros que seríamos expulsados inmediatamente y se informaría al gobierno español de nuestras actividades, cosa que nos reservamos el derecho de hacer en el suyo con las veterinarias que visitaron el nuestro. De hecho, ya hemos puesto en conocimiento de las autoridades que deben de actuar en este tipo de casos las actividades a las que hemos hecho alusión con el objetivo de que jamás se vuelvan a repetir. .

Desde AVATMA no hemos hecho más que cumplir con el deber al que los veterinarios que trabajamos por el bienestar animal estamos obligados, con el agravante de que supuestos titulados, aunque sean de otro país, han infringido las normas básicas, en cuanto a este tipo de cirugías, que están vigentes en España, algo mucho más grave de lo que la webmaster de “Animal Help Espania” nos reclama.

Hemos utilizado nuestro derecho a informar, sin inventarnos nada, sin tergiversar los contenidos que la propia página de esta asociación ofrece a sus lectores y Animal Help Espania nos ha negado el derecho a hacerlo con el agravante de que han “limpiado” cualquier información comprometedora para ellos.

No sabemos si conocen el llamado “Efecto Streisand“.

Entrada de nuestra página rectificado el día 1 de febrero de 2017 a las 13:10.