“Creo que el del 2015 fue el último toro de la Vega”

nietzsche

 

  • Para despedir el año 2015 ofrecemos la entrevista que el fotoperiodista Jon Amad realizó a un vecino de Tordesillas contrario al Toro de la Vega.

 

  • José Luis, de 57 años, se atrevió a romper la ley del silencio que impide hablar a muchos otros tordesillanos que también rechazan ese brutal festejo.

 

  • Jon Amad ha investigado la crueldad humana contra los animales en más de treinta países. Desde hace varios años, documenta el sufrimiento del toro en Tordesillas y la violencia, también contra los humanos, que conlleva el Toro de la Vega. La agresión de la que él mismo fue víctima el pasado septiembre dio la vuelta al mundo y le costó una denuncia al Ayuntamiento de esa localidad.

 

El Toro de la Vega se ha convertido en símbolo de la brutalidad contra los animales que se ejerce de forma legal en numerosos festejos de toda España. El de Tordesillas también se ha convertido en emblema de la lucha de los animalistas en defensa de las víctimas y de la creciente repulsa de una sociedad que ya no se identifica con la violencia.

La conciencia de que los animales sufren y deben ser protegidos del maltrato crece en nuestro país, y cada vez son más los municipios que rechazan subvencionar la crueldad. Durante el año 2015, muchos ayuntamientos se han declarado libres de circos con animales, han retirado los fondos públicos para actividades taurinas o eliminado los animales vivos de sus belenes navideños.

Sin embargo, muchos tordesillanos contrarios al Toro de la Vega no se atreven a dar la cara por temor a sufrir represalias. El primero en hacerlo ha sido José Luis. Habló frente a la cámara del reportero Jon Amad (que fue agredido en septiembre cuando grababa la agonía de Rompesuelas).

José Luis apela a la sensibilidad, a la reflexión y a un tiempo en el que ya no es aceptable divertirse con el sufrimiento de un animal.

Su claro, valiente y generoso mensaje es la ventana a la esperanza con la queremos empezar el año 2016.