¿Beneficencia? ¿Para quién?

¿Beneficencia? ¿Para quién?

Reflexiones sobre la corrida de toros celebrada en Albacete el día 4 de junio de 2016 con la presencia de las cámaras de RTVE

Benéfico, ca.

  1. Que hace el bien.
  2. Dicho de una cosa: beneficiosa.
  3. Perteneciente o relativo a la ayuda desinteresada que se presta a los necesitados.

Beneficencia

  1. Acción y efecto de hacer el bien a los demás.
  2. Conjunto de instituciones y servicios de ayuda a los necesitados.

Viendo los significados de estas palabras, para los toros que murieron no hubo nada benéfico, ni tampoco fue beneficioso, aunque ya sabemos que lo de pedir derechos para los animales no está demasiado bien visto en el mundo del toro. La pregunta es reiterativa, y la hemos formulado muchas veces, y no sólo a ASPRONA, sino a Cáritas, Cruz Roja, y otras organizaciones que realizan un magnífico trabajo:

¿Por qué tienen que buscar ingresos en actividades que suponen maltrato animal sin paliativos?

¿Por qué, de algo que es objetivamente malo, quieren obtener un bien?

Obtener ayudas de algo que provoca dolor, sufrimiento y muerte en otros animales, no es socialmente aceptable y sí reprobable.

El día 4 de junio se celebró una corrida de toros a beneficio de ASPRONA Albacete (Asociación para la atención a personas con discapacidad intelectual). Se trata de un evento que lleva años celebrándose, y además, en esta ocasión, contó con la presencia de las cámaras de RTVE, que en horario infantil lo retransmitió íntegramente, atentando una vez más contra el código de buenas prácticas del ente público. Esta vez llegaron aún más lejos, ya que ni siquiera se preocuparon de rotular que la emisión no era recomendable para menores de 7 años. Curiosamente sí lo es, por decisión gubernativa, “Santa Fiesta”, el documental del director Miguel Ángel Rolland, que refleja el maltrato animal que campa a sus anchas por nuestra geografía en base a sus tradiciones.

Hace un par de días, algunos medios de comunicación se hicieron eco de los resultados económicos del acto benéfico, desglosando lo ingresado y lo gastado. El resultado, aireado a los cuatros vientos, es que ASPRONA obtuvo un beneficio de 8.812 euros por la tortura de 6 toros. Más o menos sale la cosa por 1.468 euros el toro. En realidad se produjo la muerte de 8, incluyendo los sobreros, así que, la cosa sale a 1.101,5 euros por animal sacrificado. Los beneficios del año pasado, por lo que cuentan, fueron mucho mayores, 40.000 euros. En realidad para ellos no es lo mismo, pero para los que trabajamos por la abolición de la tauromaquia, no es relevante. No queremos solidarizarnos con un dinero manchado de sangre, aunque sea utilizado en causas sociales que aplaudimos.

Si observamos el cuadro en el que se han desglosado las cuentas, podemos llegar a varias conclusiones, y la más importante es que, los supuestos beneficiarios del evento, fueron los que menos beneficios obtuvieron.

Captura de pantalla 2016-06-24 a las 11.17.36

Las cuadrillas, formadas por 11 subalternos y 4 picadores, cobraron 52.083 euros, a lo que hay que sumar, en cuanto a costes, las cotizaciones a la Seguridad Social y los impuestos, que ascendieron a 9.022,29 euros. Éstos, los profesionales, es evidente que no estuvieron en el coso taurino por desinterés para ayudar a los necesitados. Un taurino ha apuntado que también debemos contar con 3 mozos de espadas, que lo daremos por bueno (que ya hay que llevar espadas y verduguillos para matar a tantos toros), pero a los chóferes del torero y de las cuadrillas, que también me los que quería colar, pues no, a ésos no los cuento, porque no son profesionales de la tauromaquia. Habrá que contar también con lo que llaman el sobresaliente, el torero que habría tenido que suplir a Perera en caso de que éste hubiera tenido un percance. Supongo que lo hubo.

Las ganaderías que pusieron los toros en la plaza, Las Ramblas, Fuente Ymbro y Garcigrande, se repartieron 70.386 euros, así que, tampoco hicieron nada de forma desinteresada. El número total de estos de animales fue de 8, contando con los dos sobreros, uno de los cuales tuvo que ser lidiado porque hubo un animal que tuvo que ser devuelto a los corrales. Otros gastos, recogidos como tales en el desglose, supusieron 18.393 euros, que debemos suponer que los pagaron todas los albaceteños. Me refiero a los que siempre aparecen como “gastos diversos”, “propaganda” y “gastos plaza de toros”, que duplican lo percibido por los beneficiados. Suponemos que los veterinarios, el presidente del festejo y la autoridad gubernativa también recibieron los emolumentos correspondientes.

Y en el capítulo de ingresos figura el montante total de la venta de entradas, que ascendió a 147.215 euros, a lo que hay que sumar 11.479 euros por diversos conceptos, entre los que encuentran los 3.000 euros que se pagaron por las canales de los toros en el matadero, es decir, 375 euros por cada de ellas, lo que demuestra lo que hemos dicho muchas veces, que la carne de toros de lidia lidiados no se la come nadie. Ojo, que si ponemos 500 kilos de media de peso para cada canal, el kilo sale a 0,75 euros. Y os recuerdo que la carne de toro lidiado está prohibida utilizarla como subproducto animal. Otra cosa es que se cumpla la normativa sanitaria.

Como he comentado, la corrida de Perera, el torero que se encerró con 6 toros, fue ofrecida por RTVE en su primera cadena, que no cobró ni pagó por la retransmisión, o eso reflejan las cifras, pero no sabemos lo que costó el desplazamiento de las cámaras, y de los profesionales que hicieron posible la retransmisión, la realización, la producción, y lo que cobraron los dos presentadores de Tendido 0, Federico de Arnás y Javier Hurtado, que por allí andaban, ni el que completó la terna, David Dávila Miura, un torero. Igual ellos también se solidarizaron con ASPRONA, a saber. Lo que costó este dispositivo, para un programa que obtuvo un 9% de share, lo pagamos todos los españoles, como el programa mencionado, que nos cuesta 1 millón de euros al año, con un share que no supera el 3%.

Así que, saquen ustedes sus propias conclusiones. Un evento de maltrato y tortura animal, programado para solidarizarse con una asociación que ayuda a un colectivo sin duda necesitado de apoyos y promoción social, se saldó con un ridículo beneficio para ellos, y altos ingresos para los subalternos que en él intervinieron y especialmente para los ganaderos que colocaron en esa plaza y en ese festejo sus toros. Animales que para una plaza de segunda categoría como es la de Albacete, costaron cada uno de ellos, 8.798 euros, una cifra desorbitada para lo que se debería pagar en la actualidad por cada uno de estos animales en un coso taurino con esa calificación.

Y lo más curioso, los beneficios que se obtuvieron para ASPRONA, los podemos obtener de las partidas que corresponden a “donativos” y “colaboraciones en publicidad”, porque todo lo demás se diluyó entre los ingresos y los gastos.

En resumen, de benéfico poco, si acaso para los subalternos que intervinieron y los ganaderos, y de maléfico, mucho. Y dicen que el único que no cobró fue el diestro, Perera, y sobre esto, que cada uno, después de ver determinadas partidas de los gastos, que opine lo que le parezca conveniente.

Sobre los ingresos que generó la corrida en el sector de la restauración de la ciudad e incluso en la hostelería, no hay datos, pero sí, seguro que algunos ganaron dinero a costa del maltrato animal, no me cabe duda. Siempre ocurre. A nosotros no nos sirve de justificación.

Y más datos: como apuntaba un compañero de AVATMA, el “beneficio” ha sido del 6% del total de venta de entradas. Es decir, que si una “persona” ha pagado 20 euros por ser testigo de la tortura, de esos 20 euros, han ido para la noble causa, 1,20 euros.

Pero aún hay algo más curioso viendo los precios de las entradas y la recaudación, y es que sí hubo 3/4 de entrada, que por lo visto por televisión es un poco exagerado, parece que la mayoría de los espectadores compró las entradas casi más baratas, las de 20 euros, porque 20 euros x 7.500 espectadores resultan 150.000 euros. ¿Había tantas entradas de ese precio? Pues no sé, igual caben 7.500 personas en 8 gradas. Aquí lo dejo.

 

Captura de pantalla 2016-06-24 a las 11.17.58

 

Y para los taurinos que quieran echar leña al fuego, sólo añadir que los comentarios en esta web están cerrados, como hacen ellos en sus páginas, y ya si eso, pues despotriquen ustedes por twitter, que para eso está.

13512116_10206334382221493_3472009820644362023_n