Nueva petición de la ONU para apartar a los niños de la violencia de la tauromaquia

el

El Comité de los Derechos del Niño insta a Francia y a Perú a modificar sus legislaciones para que los menores no participen ni asistan a corridas de toros y demás espectáculos taurinos. Esos dos países se suman a Portugal, México y Colombia, a quienes ya se hizo la misma petición.


 

El Comité de los Derechos del Niño de la ONU ha instado una vez más a dos países con practicas taurinas, Francia y Perú, a modificar sus legislaciones para que los niños no participen ni asistan a corridas de toros y espectáculos taurinos. Lo hace a raíz de los informes presentados por la Fundación Franz Weber en el marco de su campaña Infancia sin viOLEncia, con la asistencia científica de la Coordinadora de Profesionales para la Prevención de Abusos ( CoPPA). Ambas entidades asistieron a la presesión y a la sesión celebradas en Ginebra durante el año 2015 para poner en conocimiento del Comité la situación de los niños en estos dos países en relación al fenómeno de la violencia y los espectáculos taurinos.

El Comité examinó a los dos Estados sobre el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño y volvió a tratar la relación de la infancia con el fenómeno de la tauromaquia. Durante el diálogo con la delegación de ambos gobiernos, y en relación a la exposición de los niños a fenómenos violentos, los expertos del Comité examinaron a las delegaciones de Francia y Perú sobre la existencia de escuelas taurinas y la celebración de eventos donde los niños participan y asisten poniendo en riesgo su integridad física y mental. En concreto, durante la sesión, el Comité recordó que ya había constatado y llamado la atención a Portugal, México y Colombia sobre el acceso y participación de niños en prácticas de tauromaquia. Después, el Comité preguntó qué tipo de medidas legislativas iban a tomar para prevenir estas situaciones de violencia para los niños y cumplir así con las obligaciones de la Convención.
Los miembros de las delegaciones de Francia y Perú respondieron ofreciendo explicaciones que no convencieron al Comité, ya que sus respuestas han motivado, una vez más, que se haya incluido en sus Observaciones Finales dirigidas a ambos países una petición concreta para instar a prohibir la participación y asistencia de los niños a corridas de toros y festejos taurinos.

En concreto, en el caso de Francia, el Informe de la ONU pide expresamente “aumentar los esfuerzos para cambiar las tradiciones y prácticas violentas que obstaculizan el bienestar de los niños, incluyendo la prohibición del acceso de niños a corridas de toros y eventos asociados”. En el caso de Perú, muestra su preocupación por los niños expuestos a la “extrema violencia de la tauromaquia” y reclama “prohibir la participación de niños en el entrenamiento para las corridas de toros y eventos asociados por estar consideradas como una de las peores formas de trabajo infantil, así como tomar las medidas necesarias para protegerlos en su calidad de espectadores y aumentar la conciencia de la violencia física y mental asociada con la tauromaquia y el impacto que genera en los niños”.

La Presidenta de la Fundación Franz Weber, Vera Weber, manifestó al conocer la noticia su enorme satisfacción por esta recomendación. “Hicimos un trabajo amplio y metódico de investigación en cada uno de los países y pudimos demostrar, una vez más, que la violencia hacia los toros no sólo representa un infierno de tortura para esos animales sino también para nosotros como sociedad. La violencia es un mal contra el que se debe luchar”, afirmó.

Con esta postura, la ONU consolida su posición respecto a la vulneración de Derechos del Niño que implica la tauromaquia. Ya son cinco los países taurinos examinados y a todos ellos se les ha instado a asegurar la protección de la infancia alejando a los niños de la “violencia de la tauromaquia”.

ver entrada similar