Perros potencialmente “peligrosos”

Desde AVATMA consideramos que todas las normativas y reglamentos que se han ido promulgando y consolidando sobre los llamados “Perros Potencialmente Peligrosos”, no han resuelto el problema que se pretendía solucionar, y que deben ser eliminadas a través de una “Proposición de Ley” a nivel estatal.

Como se puede ver en la presentación de nuestra compañera Elena Repullo, las lagunas, en cuanto a inseguridad jurídica por parte de los ciudadanos que son responsables de este tipo de perros, es más que evidente. No puede ser posible que cada Comunidad Autónoma dictamine qué razas y qué mestizajes son PPP, y peor aún que haya municipios que dicten sentencia en este tema.

Sobre la descripción de estos mestizos podemos leer, en la descripción que se hace de los mismos, algo tan absurdo como: “que tengan costillas arqueadas y extremidades anteriores paralelas y rectas” o “pelo corto y gran valor”. Resulta una contradicción, por poner un solo ejemplo, que un ciudadano que tiene un Boxer y reside en Madrid, se encuentre con problemas legales si viaja con él a Cantabria. Incluso se puede dar el caso de que un ciudadano que viva en Madrid capital o en cualquiera de sus municipios, y que tenga un boxer, se encuentre con problemas si visita con él, Collado Villalba, un pueblo de esta misma comunidad autónoma.

No es justo y evidentemente empeora la situación de estos animales, que se les obligue a ir atados y con bozal durante toda su vida, desde que nacen hasta que mueren, olvidando que es sumamente importante su socialización, que debe estar basada en los máximos contactos posibles con los seres humanos y con los de su misma especie, desde los primeros días de su vida.

Según las normativas este tipo de contactos se hacen de todo punto imposibles.