EL ABISMO TAURINO: ANÁLISIS DEL AÑO 2019

Este trabajo ha sido publicado en el Caballo de Nietzsche, de el diario.es

Durante el año 2019, trabajaron el 18,26% (139 de 761) de los toreros, el 4,34% (116 de 2.676)) de los novilleros y el 17,53% (57 de 325) de los rejoneadores, que estaban registrados en esas tres categorías profesionales (3.762).

Si los porcentajes los obtenemos contando los profesionales con licencia vigente: trabajaron el 27,85% (139 de 499) de los toreros, el 9% (116 de 1.280) de los novilleros y el 37,25% (57 de 153) de los rejoneadores, que estaban activos en esas tres categorías profesionales (1.932).

Solo el 26,69% (290) de las ganaderías de lidia (¿1.337?), vendieron algún animal para su lidia posterior.

En el histórico 2007-2019, los festejos en plaza disminuyeron un 61%. Pasaron de 3.651 a 1.425.

Si bien el número de profesionales taurinos registrados ha aumentado, lo habitual e incompresible en los últimos años, el número de ellos con carnet vigente, es decir, que pueden ejercer, ha disminuido considerablemente. De los registrados (9.993), solo el 53,6% (5.357) podría haber ejercido su profesión durante el año 2019.

Como es habitual, desde AVATMA, vamos a desmenuzar las estadísticas taurinas del año 2019, que nos ofrece el Ministerio de Cultura y haremos uso de lo publicado en algunas páginas taurinas para completar el análisis.

Histórico 2007-2019 de festejos taurinos en plaza: Si en el año 2007, se celebraron 3.651, durante 2019, el número de ellos fue de 1.425, lo que supone un 61% menos.

Corridas de toros: 63,4% menos. 2007: 953 / 2019: 349

Rejoneo: 68,9% menos. 2007: 468 / 2019: 146

Novilladas con picadores: 64,93% menos: 2007: 624 / 2019: 222

Novilladas sin picadores: 42,8% menos: 2007: 572 / 2019: 243

El importante descenso que se ha ido produciendo en este tipo de festejos, las novilladas, salvo alguna excepción puntual, indica el escaso interés de los jóvenes por la tauromaquia como futuro profesional y la poca atracción que tienen este tipo de espectáculos para los aficionados.

Festivales: 41,6% menos: 2007: 339 / 2019: 198

Festejos mixtos: 50,9% menos: 2007: 238 / 2019: 117

Corridas mixtas con rejones: 75% más: 2007: 13 / 2019: 51

Una “corrida mixta con rejones” es aquella en la que intervienen tanto toreros y novilleros, como rejoneadores. Además, se pueden lidiar toros y novillos en el mismo festejo.

Becerradas: 70,4% menos: 2007: 327 / 2019: 97

Este tipo de festejos son, sin duda, los más crueles dentro del panorama taurino, por la “indefensión” de los animales, que tienen menos de dos años, y por la impericia de los aprendices de las escuelas de tauromaquia y de los simples aficionados, que suelen ser los que los lidian. Su caída demuestra que esos centros de aprendizaje de maltrato animal, tienen muy poco interés para los más jóvenes y que cada día se cuestiona más que un ciudadano cualquiera pueda dar muerte a estos animales como forma de diversión.

Toreo cómico: 90,6%: 2007: 117 / 2019: 11

El toreo bufo, que hace años tenía bastante aceptación, está desapareciendo.  Las asociaciones de acondroplásicos cuestionan este tipo de actividad entre miembros de su colectivo.

Histórico 2018-2019: Si en el año 2018 se celebraron 1.521 festejos en plaza, durante 2019 se celebraron 1.425, lo que supone un descenso del 6,4%.

Corridas de toros: 349 (24,5%); 20 menos que en 2018 (369)

Rejones: 146 (10,2%); 23 menos que en 2018 (169)

Novilladas con picadores: 222 (15,5%); 5 más que en 2018 (217)

Festivales: 198 (13,9%); 21 menos que en 2018 (219)

Festejos mixtos: 117 (8,2%); 1 menos que en 2018 (118)

Novilladas sin picadores: 234 (16,4%); 33 menos que en 2018 (267)

Corridas mixtas con rejones: 51 (3,57%); 15 más que en 2018 (36)

Becerradas: 97 (6,8%); 12 menos que en 2018 (109)

Torero cómico: 11 (0,7%); 6 menos que en 2018 (17)

Profesionales taurinos: El número de profesionales taurinos inscritos durante 2019, era de 9.993, repartidos de la siguiente manera:

Matadores de toros: 761, el 7,6% del total

Matadores de novillos: 2.676, el 26,7% del total

Rejoneadores: 325, el 3,3% del total

Banderilleros y picadores: 2.525, el 25,3% del total

Mozos de espada: 3.532, el 35,3% del total

Toreros cómicos: 178, el 1,78% del total

Que estuviesen inscritos no quiere decir que pudieran ejercer como tales, ya que, el número de ellos con licencia o carnet en vigor, se redujo a 5.357, es decir, 4.636 menos. Por lo tanto, de los registrados, solo el 53,6% de ellos podría haber ejercido su profesión durante el año 2019.

Si durante el año 2012 el número de profesionales taurinos que podían ejercer como tales era de 6.703, en la actualidad son 1.346 menos.

Si durante 2018 había 5.597 profesionales taurinos “activos”, en 2019 han sido 140 menos, es decir, 5.357, que se repartieron de la siguiente manera:

Matadores de toros: 494, el 9,3% del total

Matadores de novillos: 1.280, el 23,89% del total

Rejoneadores: 153, el 2,8% del total

Banderilleros y picadores: 1.527, el 28,5% del total

Mozos de espada: 1.844, el 34,42% del total

Toreros cómicos: 54, el 1% del total

La estadística del Ministerio de Cultura, también nos da información sobre los tramos de edad en los que se agrupan todos estos profesionales y como cada año, algunos datos, resultan sumamente curiosos.

Entre los 16-29 años hay 1.460; entre los 30-44 años, hay 2.170; entre los 45-64 años, hay 1.494 y con 65 años o más, 233.

Tienen 65 años o más, un 7,8% (39) de los matadores de toros, un 1,7% (2) de los rejoneadores, un 3,3% (42) de los novilleros, un 2,7% (32) de los banderilleros, un 2,5% (9) de los picadores y un 5,9% (109) de mozos de espada. En resumen, tenemos 233 profesionales con licencia activa que tienen 65 años o más. Especial atención merece el número de novilleros (aprendices de torero), que tienen 45 años o más y que son, nada y nada menos, que 153, el 12% de ellos.

¿Cuántos profesionales trabajaron durante el año 2019?

Según los medios taurinos, 139 toreros, 57 rejoneadores y 116 novilleros, lo que supone un total de 312 de los llamados “Jefes de Cuadrilla”.

El número de toreros registrados era de 761, el de novilleros de 2.672 y el de rejoneadores de 325. Por tanto, trabajaron con mayor o menor ocupación, el 18,26% de los toreros, el 4,34% de los novilleros, y el 17,53% de los rejoneadores.

El número de toreros con licencia activa era de 499, el de novilleros de 1.280 y el de rejoneadores, en esa misma situación, era de 153. Por tanto, trabajaron con mayor o menor ocupación, el 27,85% de los toreros, el 9% de los novilleros y el 37,25% de los rejoneadores.

Número de toreros / Festejos en los que intervinieron

1 torero intervino en 41 festejos; 1/39; 1/38; 1/37; 1/35; 3/34; 1/32; 1/29; 1/28; 3/26; 1/24; 3/23; 1/22; 2/20; 1/19; 2/17; 3/16; 2/15; 1/14; 2/13; 5/11; 4/10; 1/9; 4/8; 2/7; 3/6; 9/5; 8/4; 12/3; 22/2; 36/1

El 41,7% de ellos solo fueron contratados para 1 o 2 festejos.

Número de novilleros / Festejos en los que intervinieron

1 novillero intervino en 31 festejos; 1/23; 2/22; 2/21; 2/20; 1/18; 2/16; 1/15; 1/13; 2/12; 2/10; 3/9; 6/8; 3/7; 8/6; 5/5; 7/4; 13/3; 18/2; 26/1

El 37,9% de ellos solo fueron contratados para 1 o 2 festejos.

Número de rejoneadores / Festejos en los que intervinieron

2 rejoneadores intervinieron en 34 festejos; 1/29; 1/27; 1/26; 1/25; 2/21; 1/20; 1/19; 2/18; 1/15; 1/13; 3/12; 1/11; 1/9; 3/7; 1/6; 3/5; 3/4; 6/3; 6/2; 16/1

El 38,5% de ellos solo fueron contratados para 1 o 2 festejos.

Resulta evidente que son muy pocos los que participaron en un alto número de festejos: 87 toreros, 69 novilleros y 34 rejoneadores, no intervinieron en más de 5 festejos.

El porcentaje más alto de profesionales taurinos, con diferencia, es el de los subalternos, aquellos que forman las cuadrillas que son contratadas por los toreros, rejoneadores y novilleros. Durante 2019 figuraban como inscritos, 1.925 banderilleros, 600 picadores y 3.532 mozos de espada, es decir, 6.057 profesionales. De ellos, con licencia activa, había 1.166 banderilleros, 361 picadores y 1.844 mozos de espada, es decir, 3.371 profesionales.

Recordemos que, según el convenio de estos profesionales, para que un “Jefe de Cuadrilla” esté obligado a contratar a una cuadrilla completa (3 banderilleros, 2 picadores y 1 mozo de espada) para una temporada completa, en festejos en los que lidien dos animales, deberá haber intervenido en 37 o más festejos taurinos el año anterior (grupo A) y para contratar “media cuadrilla” (3 subalternos) deberá haber intervenido entre 13 y 36 festejos (grupo B). El resto, los que no cumplan esos requisitos (grupo C), no tienen ninguna obligación, y pueden contratar libremente en cada espectáculo en el que intervengan. Pues bien, durante la temporada 2020, solo 6 toreros y 2 rejoneadores habrían estado obligados a contratar a una cuadrilla completa, y solo 27 toreros, 28 rejoneadores y 7 novilleros, estarían obligados a contratar 3 subalternos. La evidencia de un empleo precario, escaso y temporal. Podemos concluir, en base a estos datos, que solo 234 subalternos habrían tenido garantizado el trabajo para toda la temporada taurina de 2020.

Plazas de toros: las de tercera categoría, portátiles y otras, siguen siendo las que más festejos programan, el 78,10% de ellos. Festejos de escasa calidad y que son los más subvencionados por ayuntamientos de pequeños municipios, es decir, que pagan a empresarios para que los organicen. En prácticamente todos, la entrada es gratuita o en su defecto, muy barata.

Festejos en plazas de 1ª categoría: 151 = 10,59%

Festejos en plazas de 2ª categoría: 161 = 11,29%

Festejos en plazas de 3ª categoría: 570 = 40%

Festejos en plazas portátiles: 254 = 17,82%

Festejos en otras: 289 = 20,28%

Utilización de los cosos taurinos durante 2019

Según información de páginas taurinas, existen en España 1.744 plazas de toros, de las que solo se utilizaron 377, el 21,6%. En el 78,7% de las utilizadas solo se ofrecieron uno o dos festejos. No debemos olvidar que la mayoría de estas infraestructuras son de propiedad pública y su mantenimiento nos cuesta dinero a todos los ciudadanos. No tiene ningún sentido mantenerlas dada su infrautilización, salvo que sean reconvertidas en espacios para eventos verdaderamente culturales o tengan algún tipo de calificación especial como monumento artístico.

Número de plazas / Número de festejos ofrecidos: 1 plaza /67 festejos; 1/23; 1/17; 1/12; 1/10; 2/9; 1/8; 3/7; 6/6; 9/5; 17/4; 37/3; 66/2; 231/1

Distribución por comunidades autónomas: Nos parece interesante dar a conocer cómo se ha distribuido este descenso de festejos taurinos en plaza por comunidades autónomas en el histórico 2007-2019:

Andalucía: -547 (756/209) = 72,4% menos

Aragón: -35 (89/54) = 39,4% menos

Asturias: -3 (9/6) = 33,4% menos

Baleares: -10 (2/12). Las estadísticas dicen que en 2019 hubo un solo festejo, pero fueron dos. 83,4% menos.

Cantabria: -9 (20/11) = 45% menos

Castilla y León: -296 (630/334) = 47% menos

Castilla La Mancha: -571 (885/314) = 64,6% menos

Cataluña: -18 (18/0) = 100% menos

Comunidad Valenciana: -124 (168/44) = 73.9% menos

Extremadura: -138 (218/80) = 63,31% menos

Galicia: -9 (12/3) = 75% menos

Comunidad de Madrid: -260 (507/247) = 51,3% menos

Murcia: -90 (123/33): 73,2% menos

Navarra: -31 (72/41): 43,1% menos

País Vasco: -49 (74/25): 66,3% menos

La Rioja: -33 (55/22): 60% menos

Melilla: -2 (3/1): 66,7% menos

Festejos populares: Mientras los festejos en plaza disminuyen de manera vertiginosa, los festejos populares han hecho lo contrario en los últimos años, aunque, si el año pasado parecía que empezaban a descender, en 2019 se ha confirmado esa tendencia, con un comportamiento desigual en función de la comunidad autónoma de la que se trate.

Si en 2018, el Ministerio de Cultura contabilizó 17.698 de estos festejos, en 2019, la cifra ha sido de 16.915, es decir, 783 menos.

Andalucía: -31 (404/373)

Aragón: -930 (2.009/1.079)

Cantabria: -2 (27/25)

Castilla y León: +8 (1.938/1.946)

Castilla La Mancha: -33 (1.283/1.250)

Cataluña: +2 (64/66). Es muy probable que en esta CCAA se celebren algunos más

Comunidad Valenciana: +184 (8.596/8.780)

Extremadura: +17 (582/599)

Galicia: = (1/1)

Comunidad de Madrid: +11 (700/711)

Murcia: = (61/61)

Navarra: +20 (1.571/1.591)

País Vasco: +20 (150/170)

La Rioja: -5 (308/303)

Empresas ganaderas: Lo que sucede con las empresas ganaderas es un misterio que algún día nos tendrán que explicar. En 2007 había, según el Ministerio de Cultura, 1.327 de estas explotaciones y en 2019, pese al enorme descenso de los festejos en plaza, hubo 1.339, es decir, 12 más. Este extraño aumento podría deberse a la fragmentación de algunas ganaderías en dos o más, por la venta o por la separación de determinados hierros. El máximo histórico corresponde a 2011, con 1.391. ¿Justifican los festejos populares este aumento? Es evidente que no. La única razón que encontramos es que, las jugosas subvenciones del Plan Agrario Común (PAC), hagan que muchas de estas ganaderías, la mayoría, se mantengan pese a que no vendan ni un solo animal para festejos taurinos, como demostraremos más adelante.

De cualquier forma, resulta curioso que las cifras que da este ministerio, el de Cultura, nunca coincidan con las que da el de Agricultura, que es el que realmente tiene censadas este tipo de explotaciones ganaderas.

Datos del Ministerio de Agricultura 2019: 895.

Datos del Ministerio de Cultura 2018: 1.337.

Hay 442 ganaderías que no sabemos si existen. Sentimos no poder ofrecer el histórico de las estadísticas de este ministerio, el de Agricultura, pero en su web solo es posible acceder a los datos de 2019, aunque en 2018 había 927 explotaciones ganaderas de este tipo.  

Ganaderías que vendieron animales para festejos en plaza durante 2019

Según medios taurinos solo lo hicieron 290. Con los datos de Agricultura serían el 32,40% de ellas. Según los datos de Cultura, serían el 26,69%.

Los datos, en cuanto al número de animales que pusieron en la arena de una plaza para su lidia, son muy dispares: de una sola ganadería que vendió 98, podemos pasar a otras, muchas, que solo vendieron 1 o 2; de una ganadería que estuvo presente en 24 festejos, a otras, muchas, que solo estuvieron presentes en 1.  

Número de ganaderías / Número de festejos en los que estuvieron presentes:

1 ganadería/24 festejos; 2/21; 1/20; 1/19; 1/17; 2/15; 5/11; 9/9; 8/8; 11/7; 16/6; 12/5; 28/4; 35/3; 59/2; 93/1

Número de ganaderías / Número de animales que vendieron

1 ganadería / 98 animales; 1/97; 1/95; 1/79; 1/76/; 1/70; 1/68; 1/67; 1/66; 1/63; 1/60; 1/55; 1/53; 1/51; 1/50; 1/49; 1/47; 1/45; 1/44; 2/43; 1/42; 1/41; 1/40: 1/39; 1/38; 1/37; 1/36; 1/35; 4/34; 1/33; 2/32; 1/31; 5/30: 2/28; 3/27; 2/26; 4/25; 3/24; 4/23; 4/22; 2/21; 3/20; 7/18; 8/17; 9/16; 3/15; 5/14; 8/13; 13/12; 5/11; 17/10; 6/9; 11/8; 12/7; 38/6; 14/5; 27/4; 13/3; 17/2; 13/1

Establecer el número de animales que tiene que vender una ganadería para intentar obtener rentabilidad es complicado, porque dependerá de muchos factores, pero si ya hemos visto que son muy pocas las que dan salida a sus productos, también lo son las que los venden en cantidad suficiente. 202 de las 290, que podríamos llamar “activas”, no llegaron a vender más de 15 animales.

Escuelas de tauromaquia: Las escuelas de tauromaquia son otro fenómeno curioso: si en 2007 había 49, en la actualidad son 62. Y decimos curioso porque la mitad de ellas no tenían licencia de funcionamiento, como publicamos en su momento. Cada año que pasa tienen menos alumnos, pero eso no evita que estén subvencionadas por CCAA, ayuntamientos y diputaciones, tanto las privadas como las públicas. Si quieres saber más sobre este tipo de instalaciones: “Escuelas de tauromaquia: la cuna del maltrato animal legalizado”.

Los resultados obtenidos en este análisis, demuestran, un año más, que la actividad taurina debe desaparecer; el primer paso es que la tauromaquia deje de ser considerada Patrimonio Cultural, una calificación que obtuvo en el año 2013, gracias a la mayoría parlamentaria del Partido Popular, a través de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP), que estuvo envuelta en numerosas irregularidades y que se debatió en la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados (vídeo). De nada sirve que desde el sector taurino se recurra a cifras económicas de dudosa credibilidad porque se trata, sin duda alguna, de espectáculos violentos en los que el maltrato es evidente, basados en provocar dolor y miedo en los animales que intervienen en ellos. La misma excepción que se hace de los espectáculos taurinos en todas las leyes de protección animal de nuestras comunidades autónomas y en el Código Penal, corrobora esta afirmación. Su legalidad no puede ni debe servir para justificarlos.

José Enrique Zaldívar Laguía

Presidente de AVATMA

El cartel de esta entrada de nuestra página web es de © Enric Jardí + Berto Martínez.

Fue presentado en una exposición de carteles taurinos y antitaurinos que puedes ver en este enlace.

Un comentario

Los comentarios están cerrados.